Preguntas frecuentes

Las 10 preguntas más frecuentes

Nuestro proceso de solicitud es muy sencillo, sigue estos pasos:

  1. En nuestra página de inicio pincha en el botón “Solicita tu préstamo”, selecciona la cantidad que necesitas y el plazo de devolución deseado.
  2. Cumplimenta el formulario con tus datos personales
  3. Una vez cumplimentado el formulario, te proporcionaremos un enlace para que lo envíes a tu avalista y complete su parte de la solicitud.
  4. Una vez el avalista complete su parte, os llamaremos a ti y a tú avalista para confirmar la información y los términos del préstamo.
  5. En caso de que tu préstamo sea aceptado, os informaremos a ti y a tu avalista cuándo se ingresará el importe del préstamo. Actuamos de esta manera para proteger a nuestros clientes de posibles fraudes, asegurándonos de que el avalista tenga total conocimiento del préstamo. Transferiremos el dinero a la cuenta de tu avalista como medida de seguridad.

Trabajaremos para darte una respuesta lo antes posible, nuestro objetivo es concederte el préstamo en las 24 horas después de la aceptación de tú avalista. Cosas que pueden ralentizar tu solicitud:

  1. Que no podamos contactar con tu avalista cuando le llamemos.
  2. Que la solicitud se realice en día festivo o en fin de semana, en este caso procesaremos tu solicitud lo antes posible.
  3. Que necesitemos documentación adicional como una prueba, por ejemplo: DNI o información adicional sobre tu situación económico-financiera.
Nuestro plazo de devolución del préstamo es fijo, son 18 meses sea cual sea la cantidad solicitada. Sin embargo, debes saber que en nuestros préstamos solo pagas intereses durante el tiempo que tardes en liquidar el préstamo. Esto se debe a que nuestro interés se calcula diariamente en base al capital pendiente de pago. Por ejemplo: si el préstamo es de 1.000 euros durante 18 meses, pero decides pagar el préstamo a los 12 meses, sólo pagarás intereses por esos 12 meses. Además, no cobramos comisión por la amortización anticipada efectuada por nuestros clientes. Puedes realizar cuantos pagos a cuenta consideres, mientras que cumplas con el pago mensual del préstamo.

No cobramos comisión por la amortización anticipada efectuada por nuestros clientes. Puedes realizar cuantos pagos a cuenta consideres, mientras que cumplas con el pago de vencimiento mensual del préstamo. No se cobran gastos ni costes adicionales.

Lamentablemente no es posible. En Fianceo todos nuestros clientes deben tener un avalista solidario para poder conceder un préstamo. Un avalista es una gran demostración de que confían en ti, independientemente de la calificación de riesgo que tengas. El aval solidario es la figura jurídica por la cual una persona responde en caso de que el prestatario (avalado) incumpla con el pago de las mensualidades establecidas en el contrato de préstamo.

En cuanto a los requisitos para ser Aval: - Tener entre 18 -75 años, tener la solvencia suficiente para hacer frente a los pagos en caso de que tu no efectúes el pago de las mensualidades del préstamo. Tú avalista no tiene que ser propietario de un inmueble, pero si lo fuera, será más fácil para nosotros aceptarlo como avalista

Hemos tratado de hacer nuestro proceso de solicitud lo más simple posible para todos. Cuando termines tu parte del proceso, recibirás un enlace para que se lo hagas llegar a tu avalista, así él podrá completar su parte. A tu avalista se le solicitará información acerca de su situación económico-financiera. Necesitaremos tanto sus ingresos mensuales (salario, pensiones, subsidios, rentas) como cualquier gasto. Esto es necesario para asegurarnos de que el avalista se puede permitir el pago del préstamo en el caso de que tú no lo hagas. Cuando tu avalista nos facilite dicha información, le llamaremos para confirmarla, verificar que entiende los términos del contrato, las obligaciones que asume y su responsabilidad.

No te preocupes si tu avalista ha sido rechazado, lo más importante es que hemos aceptado la tramitación de tu solicitud y queremos ayudarte a obtener el dinero que necesitas. Solo necesitas conseguir a otra persona que pueda ser tu avalista. Tan pronto como encuentres una nueva persona, verificaremos que ambas partes os podéis permitir la devolución del préstamo y aprobaremos la solicitud. Hay algunas razones por las que no podemos aceptar a alguien como avalista, pero lo más frecuente es que su historial de crédito no se ajuste a nuestros criterios. Si alguien es avalista, tiene que poder realizar los pagos en caso de que tu no lo hagas. Otras razones por las que puede ser rechazado un avalista:

  1. Que no tenga entre 18 y 75 años.
  2. Que no sea residente en España o no hable correctamente español.
  3. Que ya sea avalista de otro préstamo en Fianceo.
  4. Que sea prestatario o titular de otro préstamo en Fianceo.

"No es necesario. Podemos prestarte dinero mientras tu situación no sea de insolvencia. Esto quiere decir que puedas atender el pago del préstamo teniendo además suficiente dinero para poder atender los gastos normales de tu vida cotidiana. Como no necesitas estar trabajando, necesitarás otra fuente de ingresos para poder pagar el préstamo, pensiones, subsidios, rentas, etc. "

  1. Nuestro proceso es muy sencillo.
  2. Cuando abonemos el capital del préstamo, configuraremos un cobro directo mensual a tu tarjeta de débito o crédito en la fecha establecida en el contrato, ya que la tarjeta es el método principal de pago y debe estar siempre actualizada.
  3. En última instancia, si no podemos cobrar la mensualidad del préstamo utilizaremos la domiciliación bancaria como método de pago alternativo, por ello es necesario facilitar estos datos en el proceso de solicitud.
  4. No cobramos comisión alguna por realizar pagos anticipados o cancelar de forma anticipada el préstamo. Eso ayudará a que ahorres dinero, pues solo tendrás que pagar el importe del capital prestado y los intereses en función del tiempo que hayas tenido el préstamo con nosotros.
  1. En Fianceo no Juzgamos tu historial crediticio.
  2. Lo único que pedimos es que el prestatario tenga entre 18 y 75 años, resida en España, hable español, que no se encuentre en situación insolvencia y se pueda permitir el pago de las mensualidades del préstamo concedido.
  3. Por último, necesitarás un avalista que puede ser un amigo o familiar que confíe en ti.

Sí. Puedes vivir en el mismo domicilio del avalista La persona que te avale debe cumplir una serie de requisitos, estos son;

  1. Tener entre 18 y 75 años
  2. Tener un buen informe de solvencia crediticia
  3. Que, en caso de incumplimiento por tu parte, se pueda permitir realizar el pago de las mensualidades del préstamo.

Si tú avalista y tú comparten ingresos y/o gastos, debemos asegurarnos de que el pago de las mensualidades no os generará dificultades económicas o problemas para atender dichas obligaciones de pago.

No. Desafortunadamente solo concedemos préstamos a personas físicas residentes en España.

Antes de concederte el préstamo, deberemos evaluar si tú y tu avalista cumplen con los requisitos establecidos por Fianceo;

  1. Tener entre 18 y 75 años
  2. Ser residentes españoles
  3. Que no se encuentren en situación de insolvencia crediticia.
  4. Que no tengan problemas a la hora de realizar el pago de las mensualidades del préstamo
  5. Dicha información se confirmará mediante llamada telefónica que se efectuará a ti y a tú avalista. Siempre informaremos del estado de la solicitud y si el préstamo va a ser concedido.

Desafortunadamente, no. No podemos conceder un préstamo a aquellas personas que no puedan cumplir con sus obligaciones. Ten en cuenta que, reconsideraremos tu solicitud una vez que hayas podido superar tu estado de insolvencia crediticia. Esto se deberá reflejar en tu informe de solvencia o mediante el envío de los documentos correspondientes que lo acrediten.

Si. Antes de conceder el préstamo debemos asegurarnos de que tanto tu avalista como Tú;

  1. Podrán cumplir con los pagos de las mensualidades del préstamo solicitado.
  2. Que entienden los términos y condiciones del préstamo Tanto el avalista como el prestatario deben de tener la capacidad de mantener una conversación mediante llamada telefónica. En dicha conversación debemos reivindicar esos términos y condiciones del contrato, así como vuestra situación económica financiera.

No es necesario. Podemos conceder el préstamo en tanto en cuanto, tu situación no sea de insolvencia y siempre que puedas justificar otra fuente de ingresos para cumplir con tu obligación de pago de las mensualidades del préstamo. Estos ingresos pueden ser: pensiones, subsidios, rentas, etc.

Trabajaremos para darte una respuesta lo antes posible, nuestro objetivo es concederte el préstamo en las 24 horas después de la aceptación de tú avalista. Cosas que pueden ralentizar tu solicitud:

  1. Que no podamos contactar con tu avalista cuando le llamemos.
  2. Que la solicitud se realice en día festivo o en fin de semana, en este caso procesaremos tu solicitud lo antes posible.
  3. Que necesitemos documentación adicional como una prueba, por ejemplo: DNI o información adicional sobre tu situación económico-financiera.

Nuestro plazo de devolución del préstamo es fijo, son 18 meses sea cual sea la cantidad solicitada. Sin embargo, debes saber que en nuestros préstamos solo pagas intereses durante el tiempo que tardes en liquidar el préstamo. Esto se debe a que nuestro interés se calcula diariamente en base al capital pendiente de pago. Por ejemplo: si el préstamo es de 1.000 euros durante 18 meses, pero decides pagar el préstamo a los 12 meses, sólo pagarás intereses por esos 12 meses. Además, no cobramos comisión por la amortización anticipada efectuada por nuestros clientes. Puedes realizar cuantos pagos a cuenta consideres, mientras que cumplas con el pago mensual del préstamo.

Seguiremos el siguiente orden;

  1. Si no se ha llevado a cabo el pago en la fecha establecida, realizaremos un segundo intento para tratar de resolver la situación.
  2. En caso de no conseguirlo. Tal y como hemos acordado; tendremos que cobrar la mensualidad de la tarjeta de débito de tu avalista, el cual debe asegurarse de mantenerla actualizada.

Siempre mantendremos informados tanto al prestatario como al avalista de la situación del préstamo. De esta forma nos aseguramos de que ambos estén al corriente del estado del préstamo.

Si. Podemos aceptar a jubilados siempre y cuando;

  1. Tengan entre 18 y 75 años
  2. No hayan tenido, ni tenga ningún problema atendiendo a sus obligaciones de pago
  3. Le recordamos que es el avalista quien tendrá que responder solidariamente en caso de incumplimiento por parte del prestatario.

No. Tú avalista no tiene que ser propietario de un bien inmueble. Ahora bien, si lo es, será más fácil aceptarlo como avalista. Por eso siempre recomendamos que primero se lo preguntes a alguien que sea propietario de un bien inmueble. Un avalista idóneo es aquel que:

  1. Tiene entre 18 y 75 años.
  2. Tenga un buen informe de solvencia crediticia
  3. Pueda pagar el importe del préstamo en caso de que tú no lo hagas.

Lamentablemente no. Tu avalista debe de entender tanto su posición como sus responsabilidades. Para asegurarnos de que el avalista entiende su posición, le explicaremos sus responsabilidades por teléfono antes de conceder cualquier préstamo. Para ello deben de ser capaces de mantener una conversación con nosotros en español. Si, la persona que escoges como tú avalista no puede mantener dicha conversación, no podemos estar seguros de que entiende las obligaciones y responsabilidades propias del préstamo que avala. Por tanto, no podremos aceptarlo.

Nuestro tipo de interés fijo es del 114.68 % por el periodo de duración del préstamo. Lo más importante que debes saber de nuestros préstamos es que solo pagas intereses por la duración del préstamo, esto se debe a que el interés se calcula diariamente en base al capital pendiente de pago.

  1. Por ejemplo: si el préstamo es de 1.000 euros durante 18 meses, pero decides pagar el préstamo a los 12 meses, sólo pagarás intereses por esos 12 meses.
  2. El tipo de interés pactado se aplicará a las mensualidades pendientes de pago antes y durante su reclamación judicial.

Los préstamos de Fianceo necesitan ser avalados. Un avalista idóneo es aquel que:

  1. Tiene entre 18 y 75 años
  2. Tenga un buen informe de solvencia crediticia
  3. Pueda pagar el importe del préstamo en caso de que tú no lo hagas.

Si tienes un amigo o familiar que confíe en ti, nosotros también lo haremos.

"No. Cuando alguien es avalista de un préstamo de Fianceo, no podrá solicitar otro préstamo con nosotros. Solo se puede ser partícipe de un préstamo de Fianceo al mismo tiempo, bien como prestatario o como avalista. Ten en cuenta que, en caso de incumplimiento de tus obligaciones vinculadas a tu préstamo, será tú avalista quien deberá hacerse cargo "

La tarjeta es el método principal de pago. Una vez transferido el préstamo; si el prestatario no realiza el pago de las mensualidades utilizaremos la tarjeta de débito/crédito del avalista para realizar el cobro de los pagos atrasados. Es muy importante que el avalista mantenga los datos de la tarjeta actualizados. En última instancia, podremos utilizar como método de pago alternativo la cuenta bancaria, por ello, es necesario facilitar estos datos en el proceso de solicitud.

Tú avalista no tiene que vivir en su propiedad. Tú avalista no tiene que ser propietario de un bien inmueble. No obstante, si lo es, será más fácil aceptarlo como avalista. Por eso siempre recomendamos que primero se lo preguntes a alguien que sea propietario de un bien inmueble. Un avalista idóneo es aquel que:

  1. Tiene entre 18 y 75 años.
  2. Tenga un buen informe de solvencia crediticia
  3. Pueda pagar el importe del préstamo en caso de que tú no lo hagas.
Si el préstamo no ha sido concedido y transferido, sí puede cambiar de avalista. Llámanos al 965 02 13 52 en nuestro horario de atención al cliente de lunes a viernes entre las 10:00 h y 18:00 h. Si ya se te ha concedido el préstamo, únicamente podrás cambiar de avalista devolviendo todo el importe del préstamo y solicitar uno nuevo con otro avalista.

Transferimos el importe del préstamo concedido a la cuenta del avalista para evitar posibles fraudes. Además, de esta manera, tu avalista estará al corriente del estado del préstamo. Tu avalista puede transferirte el dinero o dártelo en efectivo, según las instrucciones que le des.

Si se solicita a tu avalista una prueba de su propiedad, se aceptan los siguientes documentos:

  1. Título de propiedad.
  2. Nota simple del Registro de la Propiedad actualizada (máximo 10 días).
  3. En su caso, certificado de la entidad financiera acreditando el estado de la hipoteca.

Ser avalista es un compromiso importante. Antes de que aceptes, tienes que estar al 100% seguro de que es la mejor opción. Si estás pensando en ser avalista, te recomendamos que te hagas las siguientes preguntas:

  1. ¿Confío lo suficiente en esta persona y en que realizará puntualmente los pagos mensuales?
  2. ¿Puede permitirse atender los pagos mensuales convenidos?
  3. ¿Me sentiré cómodo si tengo que pagar yo en caso de que algo vaya mal?

Si te sientes cómodo, entiendes y aceptas las obligaciones que asumes como avalista solidario y confías en el prestatario, entonces debes ser avalista. Si tú confías en tu prestatario, nosotros también.

Sí, pero si formáis parte de la misma unidad familiar, es decir, si vivís juntos y compartís ingresos/gastos, necesitamos asegurarnos de que autorizando este préstamo ninguno de los dos se pondrá en una situación financiera delicada. Además, necesitamos saber que no tenéis ni habéis tenido ningún problema en el cumplimiento de vuestros compromisos de pago. Si tú y tu pareja o familiar no vivís juntos ni compartís ingresos/gastos, aplicaremos las normas generales y podremos aceptarla siempre que cumpla nuestros requisitos. Un avalista idóneo es aquel que:

  1. Tener entre 18 y 75 años
  2. Reside en España
  3. Hablar español
  4. No tiene problemas para realizar los pagos que sean necesarios en su momento

No. Tu avalista no necesita estar trabajando, pero, debe cumplir con los siguiente requisitos;

  1. Tener entre 18 y 75 años
  2. Ser residente en España
  3. Hablar español
  4. No tener problema para realizar los pagos que sean necesarios en su momento

Ten en cuenta que, en caso de incumplimiento de tus obligaciones vinculadas a tu préstamo, será tú avalista quien deberá hacerse cargo

Lamentablemente, no. Tu avalista tiene que vivir en España. Un avalista idóneo es aquel que:

  1. Tiene entre 18 y 75 años.
  2. Residir en España y hablar español.
  3. Que tenga un buen informe de solvencia crediticia
  4. Que pueda pagar el importe del préstamo en caso de que tú no lo hagas.

Tú avalista no tiene que ser propietario de un bien inmueble. No obstante, si lo es, será más fácil aceptarlo como avalista. Por eso siempre recomendamos que primero se lo preguntes a alguien que sea propietario de un bien inmueble.

Una vez hayas aceptado el contrato, te enviaremos un mensaje y un email con el enlace para tu avalista. Si tu avalista está contigo en el momento que estás cumplimentando la solicitud del préstamo, puedes completarlo todo en línea. Solo tiene que entrar en el enlace, completar los datos y aceptar el contrato.

Contactamos directamente con el avalista para asegurarnos de que comprende perfectamente las obligaciones y responsabilidad que asume. El avalista tendrá que pagar el préstamo en caso de que el prestatario no lo haga. Por lo tanto, es importante que pueda permitirse el pago mensual del préstamo en caso de impago por el prestatario.

Si tu información o la de tu avalista cambia, por favor, llámanos al 965 02 13 52. Es muy importante que tanto tú como tu avalista tengáis vuestros datos personales y económicos debidamente actualizados, teniendo que informar de cualquier cambio o de si algo va mal.

Solicitaremos la información económico-financiera de tu avalista para asegurarnos que tiene la solvencia necesaria y que no ha tenido ni tiene ningún problema para atender sus compromisos de pago. Una vez aceptada la condición de avalista de un préstamo de Fianceo, esto podrá aparecer en los informes de solvencia. El informe de solvencia podrá verse afectado de forma negativa si ni tú ni tu avalista pagáis el préstamo y no tuviéramos más remedio que recabar amparo judicial.

"Antes de que se haya realizado la transferencia del importe del préstamo, el avalista puede cambiar de opinión. Sólo tiene que llamar al 965 02 13 52 entre las 10.00 y las 18.00 de lunes a viernes. Si el avalista cambia de idea cuando ya se ha generado la transferencia a su cuenta, pero aún no le ha traspasado el dinero al prestatario, puede transferirnos la totalidad del préstamo, más cualquier interés devengado y cancelar el préstamo. Una vez haya transferido el dinero al prestatario, si quiere dejar de ser su avalista, tendrá que pagar la totalidad del préstamo más los intereses devengados, o esperar a que el prestatario termine de pagar el préstamo."

El préstamo no está asegurado por la casa del avalista. El único supuesto en el que la casa del avalista puede verse afectada es en caso de incumplimiento por parte del prestatario. En este caso, existe la posibilidad de iniciar un proceso judicial en el que se podría acordar mediante la correspondiente resolución la ejecución de los bienes del prestatario y avalista. Esto solo ocurrirá si el préstamo no se devuelve y no se puede hacer nada más para llegar a un acuerdo.

Se le enviara mediante correo electrónico, la información previa al contrato y una vez se conceda el préstamo el contrato y copia de otros documentos importantes.

Lamentablemente, no. Un avalista de un préstamo de Fianceo solo lo puede ser de una única persona a la vez. Tan pronto como el prestamista cancele su préstamo, el avalista podrá volver a serlo de otra persona

El avalista puede ser autónomo siempre que tenga entre 18 y 75 años y no haya tenido ni tenga problemas para atender sus compromisos de pago. Tú avalista no tiene que ser propietario de un bien inmueble. No obstante, si lo es, será más fácil aceptarlo como avalista. Por eso siempre recomendamos que primero se lo preguntes a alguien que sea propietario de un bien inmueble.Ten en cuenta que, en caso de incumplimiento de tus obligaciones vinculadas a tu préstamo, será tú avalista quien deberá hacerse cargo

Solicitaremos la información económico-financiera de tu avalista para asegurarnos que tiene la solvencia necesaria y que no ha tenido ni tiene ningún problema para atender sus obligaciones. Una vez aceptada la condición de avalista de un préstamo de Fianceo, esto podrá aparecer en los informes de solvencia. El informe de solvencia podrá verse afectado de forma negativa si ni tú ni tu avalista pagáis el préstamo y no tuviéramos más remedio que recabar amparo judicial.

"Mucha gente que pide un préstamo en el banco se le rechaza por su calificación de crédito. En Fianceo valoramos las amistades y la confianza, no solo la calificación de crédito. Si tienes una amistad que confía en ti y está dispuesto a ser tu avalista, entonces, nosotros confiamos en ti. Las personas garantizan préstamos a sus amigos cuando saben que pueden confiar en ellos y que realmente lo necesitan. La responsabilidad de tu avalista es atender los pagos del préstamo si tú no lo haces. Es por eso por lo que también debemos realizar una evaluación de idoneidad con ellos; queremos asegurarnos de que son capaces de asumir este compromiso. "

"Una vez el prestatario haya terminado su parte de la solicitud, le mandaremos un enlace para que se lo reenvíe al avalista, que podrá rellenarlo con su información. Como parte de nuestro procedimiento, antes de autorizar un préstamo nos aseguraremos de que el avalista sea económicamente estable y no haya tenido ni tenga problemas para atender sus compromisos de pago. También tendremos una conversación por teléfono con el avalista, para comprobar que comprende los términos del contrato, las obligaciones que asume y su responsabilidad y que puede permitirse pagar el préstamo en caso de que el prestatario no lo haga. "

El avalista es alguien que confía en ti, que sabe que podrás pagar el préstamo. Muchos clientes utilizan a un amigo o un miembro de la familia, ya que lo conocen mejor, pero un avalista puede ser cualquiera. Sólo para darte una idea de quién puede ser tu avalista, pueden ser vecinos, compañeros de trabajo, etc.. Recuerda, tu avalista debe:

  1. Tener entre 18 y 75 años.
  2. Tener domicilio en España y hablar español.
  3. Tener una calificación de crédito buena con un historial de cumplimiento de sus obligaciones de pago a sus vencimientos.
  4. Ser capaz de permitirse poder realizar los pagos mensuales en caso de que tú no lo hagas.

Hemos tratado de hacer nuestro proceso de solicitud lo más simple posible para todos. Cuando termines tu parte del proceso, recibirás un enlace para que se lo hagas llegar a tu avalista, así él podrá completar su parte. A tu avalista se le solicitará información acerca de su situación económico-financiera. Necesitaremos tanto sus ingresos mensuales (salario, pensiones, subsidios, rentas) como cualquier gasto. Esto es necesario para asegurarnos de que el avalista se puede permitir el pago del préstamo en el caso de que tú no lo hagas. Cuando tu avalista nos facilite dicha información, le llamaremos para confirmarla, verificar que entiende los términos del contrato, las obligaciones que asume y su responsabilidad.

Una vez hayamos recibido la solicitud del avalista debidamente aceptada, verificaremos que no haya tenido ni tenga problemas para atender sus obligaciones También tendremos una conversación por teléfono con el avalista, para asegurarnos de que comprende perfectamente los términos del contrato, las obligaciones que asume y su responsabilidad y que puede permitirse pagar el préstamo en caso de que el prestatario incumpla con el calendario de pagos. Hacemos el abono del capital del préstamo a la cuenta del avalista, no a la del prestatario. Procedemos de esta manera para proteger al avalista de un posible fraude y para asegurarnos de que el avalista es consciente y conocedor de que se ha pagado el préstamo. El avalista puede transferir el dinero a la cuenta del prestatario o dárselo en efectivo.

"Hemos tratado de hacer nuestro proceso de solicitud lo más simple posible para todos. Cuando termines tu parte del proceso, recibirás un enlace para que se lo hagas llegar a tu avalista, así él podrá completar su parte. A tu avalista se le solicitará información acerca de su situación económico-financiera. Necesitaremos tanto sus ingresos mensuales (salario, pensiones, subsidios, rentas) como cualquier gasto. Esto es necesario para asegurarnos de que el avalista se puede permitir el pago del préstamo en el caso de que tú no lo hagas. Cuando tu avalista nos facilite dicha información, le llamaremos para confirmarla, verificar que entiende los términos del contrato, las obligaciones que asume y su responsabilidad. "

No te preocupes si tu avalista ha sido rechazado, lo más importante es que hemos aceptado la tramitación de tu solicitud y queremos ayudarte a obtener el dinero que necesitas. Solo necesitas conseguir a otra persona que pueda ser tu avalista. Tan pronto como encuentres una nueva persona, verificaremos que ambas partes os podéis permitir la devolución del préstamo y aceptaremos su concesión. Hay algunas razones por las que no podemos aceptar a alguien como avalista, pero lo más frecuente es que su calificación de crédito no se ajuste a nuestros criterios. Si alguien es avalista, tiene que poder realizar los pagos en caso de que tu no lo hagas. Su informe de solvencia nos permite saber si cumple con sus obligaciones de pago. Eso nos ayudará a decidir si será un avalista adecuado. Otras razones por las que puede ser rechazado un avalista:

  1. Que no tenga entre 18 y 75 años.
  2. Que no sea residente en España o no hable correctamente español.
  3. Que ya sea avalista de otro préstamo en Fianceo.
  4. Si es prestatario en Fianceo.

La obligación principal del avalista es realizar los pagos mensuales en caso de que el prestatario no los haga, siendo frente al acreedor responsable solidario con renuncia expresa a los beneficios de orden, división y excusión, así como cualquier otro beneficio que el ordenamiento jurídico pudiera establecer a su favor. Esa es la razón por la que tenemos también que evaluar la solvencia del avalista; queremos asegurarnos de que el avalista es capaz de asumir esta obligación. Si el prestatario se declara insolvente, deja de pagar o fallece sin descendencia que acepte la herencia, el avalista deberá hacer frente a los pagos mensuales del mismo modo que el prestatario, hasta que se cancele toda la deuda. Sin embargo, de ser posible y sin perjuicio de la responsabilidad solidaria del avalista, siempre trabajaremos primero con el prestatario antes de pedirle al avalista que realice el pago. También informaremos al avalista de cualquier acuerdo alcanzado con el prestatario, el cual necesariamente deberá ser aceptado por él. Cuando estés valorando si quieres ser avalista, te recomendamos que te hagas las siguientes preguntas:

  1. ¿Confío suficientemente en esta persona para que cumpla con los vencimientos pactados?
  2. ¿Puede permitirse atender dichos pagos mensuales?
  3. ¿Estoy cómodo si me veo en la tesitura de tener que hacer frente al pago en caso de que algo vaya mal?

Un avalista es alguien que acuerda respaldar el préstamo de un prestatario e interviene para realizar los pagos si el prestatario no lo hace, en este caso con carácter solidario y con renuncia expresa a los beneficios de orden, división y excusión, así como cualquier otro beneficio que el ordenamiento jurídico pudiera establecer a su favor. El avalista debe ser una persona física, tiene que tener entre 18 y 75 años y un buen historial de crédito. La responsabilidad del avalista es pagar el préstamo en caso de que el prestatario no lo haga. Por lo tanto, solo aceptaremos a alguien como avalista si puede permitirse el pago mensual del préstamo en caso de impago por parte del prestatario y además tenga suficiente dinero para los gastos de su vida cotidiana.

En el siguiente enlace podrás encontrar la información general de contratación. Esta es una información generalizada, las condiciones relativas al préstamo están sujetas a cambios una vez seleccionada la cantidad y la duración del préstamo. Información Normalizada Europea sobre el crédito al consumo

Sí, cuando el dinero haya sido transferido a la cuenta del avalista se enviará un mensaje a ambos. Tu avalista puede transferirte el dinero o dártelo en efectivo, según las instrucciones que le des.

Ofrecemos préstamos de 100€ a 1.000€ con un periodo de devolución de 18 meses. Necesitarás un avalista que tenga entre 18 y 75 años, con un buen historial de crédito y que no haya tenido ni tenga problemas para atender con sus obligaciones de pago, y pueda permitirse pagar el préstamo en caso de que tú no lo hagas. Por eso es importante que pueda permitirse los pagos mensuales sin ningún problema, además de tener suficiente dinero para asumir los gastos de su vida cotidiana. Antes de que nos solicites un préstamo, debes estar 100% seguro de que puedes permitirte el préstamo y de que es la mejor opción para ti.

Sí. Puedes volver a pedir otro préstamo si has terminado de pagar el préstamo anterior. Necesitarás esperar cinco días laborables para poder confirmar su pago. Necesitarás realizar una nueva solicitud idéntica a la que hiciste en tu anterior préstamo, para asegurarnos de que aún eres apto y puedes permitirte pagar las cuotas del nuevo préstamo.

Siempre haremos todo lo posible para asegurarnos de que tu préstamo se autorice y abone lo más rápido posible. Si tu avalista y tu habéis completado la solicitud en línea, y todos los procedimientos están completos sin ningún problema, entonces podremos transferir el capital del préstamo en 24 horas. La mayoría de los préstamos se pagan en 48 horas. Circunstancias que pueden ralentizar la concesión del prestamo:

  1. Si no podemos contactar con tu avalista cuando le llamemos.
  2. Si los documentos justificativos de propiedad se retrasan en su localización u obtención.
  3. Si lo solicitas durante un día festivo o fin de semana, en este caso procesaremos tu solicitud lo antes posible.
  4. Si necesitamos documentación adicional como una prueba de tu DNI o información económico-financiera adicional.

"Transferimos el capital del préstamo a la cuenta del avalista para evitar posibles fraudes. Además de esta manera, tu avalista esté al corriente del estado del préstamo. Tu avalista puede transferirte el dinero o dártelo en efectivo, según las instrucciones que le des. "

Si se solicita a tu avalista una prueba de su propiedad, se aceptan los siguientes documentos:

  1. Título de propiedad.
  2. Nota simple del Registro de la Propiedad actualizada (máximo 10 días).
  3. En su caso, certificado de la entidad financiera acreditando el estado de la hipoteca.

Ser avalista solidario de alguien es un compromiso importante. Antes de que aceptes tienes que estar al 100% seguro de que es la mejor opción. Cuando estés considerando si quieres ser avalista solidario o no, te recomendamos que te hagas las siguientes preguntas:

  1. ¿Confío lo suficiente en esta persona y en que realizará puntualmente los pagos mensuales?
  2. ¿Puede permitirse atender los pagos mensuales convenidos?
  3. ¿Me sentiré cómodo si tengo que pagar yo en caso de que algo vaya mal?
  4. Si te sientes cómodo, entiendes y aceptas las obligaciones que asumes como avalista solidario y confías en el prestatario, entonces nosotros tambié
"Transferimos el capital prestado a la cuenta del avalista y este podrá hacerte una transferencia o darte el dinero en efectivo. Actuamos de esta manera para proteger al avalista de un posible fraude, y para asegurarnos de que tiene completo conocimiento del préstamo. Mandaremos un mensaje a ambos para informaros que hemos transferido el dinero, y cuando podréis disponer de él en la cuenta del avalista "

"Por supuesto. Desde el primer momento de tu solicitud, te mandaremos un mail con una copia de la Información normalizada europea, contrato y demás documentación importante Si pierdes estos documentos, envíanos un correo electrónico a halo@fianceo.com y solicítanos los documentos extraviados. "

Si después de obtener el préstamo te cambias de domicilio, tienes la obligación de facilitar el nuevo contactando con nosotros al 965 02 13 52.

Aparecemos en tu extracto bancario como Fianceo
Puede pedir información sobre el estado de tu préstamo, mandando un correo electrónico a halo@fianceo.com o llamando al 965 02 13 52.

Si hay un conflicto con un pago y se solicita una devolución, lo investigaremos y llegaremos a una resolución durante los siguientes 5 días laborables. Dependiendo de las circunstancias, resolveremos la situación antes de los 5 días.

"El Prestatario y el avalista dispondrán de un plazo de catorce (14) días naturales para desistir del contrato a distancia, sin indicación de los motivos y sin penalización alguna. El periodo de 14 días empieza a partir del día posterior al día en que recibe una copia del contrato ejecutado. En caso de desistimiento ni el prestatario ni el avalista tendrán que pagar al prestamista comisión o coste alguno en relación con dicho desistimiento. En caso de desistimiento, el prestatario o el avalista deberán devolver el préstamo incluido sus intereses devengados hasta la fecha de devolución, no más tarde de treinta (30) días naturales a contar desde la fecha de desistimiento. En el supuesto de que, pasado el plazo referido, ni el prestatario ni el avalista hubiesen devuelto el préstamo, el préstamo se entenderá reactivado automáticamente, siendo de aplicación al mismo todos los términos y condiciones previstos en el contrato. Con el propósito de cancelar el contrato, el prestatario o el avalista nos notificará por teléfono al 965 021 352; por correo electrónico a halo@fianceo.com o bien por escrito a Plaza de los Luceros, 17, piso 9, Pta. 1, 03004, Alicante, España Puede utilizar el formulario que hemos puesto a su disposición y que puede descargar en este enlace: Comunicación de desistimiento de contrato El desistimiento se estimará efectuado si, antes de la fecha límite para desistir, el prestatario o su garante hubiesen enviado la comunicación de desistimiento a la dirección del prestamista; al teléfono; o al correo electrónico. "

Más de 1.000 personas ya confían en Fianceo

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dinero necesitas?

1000


¿En cuánto tiempo quieres devolverlo?

18 meses

197.64 €/mes

TAE: 199 %

Ejemplo representativo: € en mensualidades de € cada una, el importe total a devolver es de €. Tipo de interés 114.68 %.

  • Rápido, flexible y seguro
  • con ASNEF
  • en 24 horas
  • Sin comisiones de apertura, cancelación o liquidación

Estamos verificando su información. Por favor, sea paciente.